La privatización de la Madre Tierra - Blog Mosquetero Verde

La privatización de la Madre Tierra

¿Si privatizamos a la Madre Tierra, la vamos a cuidar mejor?

La privatización, ¿es un modelo para garantizar que cuidemos mejor a la Madre Tierra? Si miramos bien la diferencia entre la responsabilidad que la gente asume por sus propios bienes en comparación con la que asume por los bienes de todo el mundo, podría ser buena idea. 

Supongamos que vendemos los ríos a los cultivadores. ¿Por qué a los cultivadores? Porque la mayoría de los cultivadores viven de un presupuesto pequeño y deben cuidar de la tierra. Si cuidaran bien sus tierras, el agua que corre desde sus tierras a los ríos sería limpia. Pero ya que el agua no es de su responsabilidad, se ve en todas partes el uso de cantidades ilimitadas de fertilizantes y pesticidas peligrosas.

Vemos el vertido ilegal de residuos, billones de botellas de plástico y latas de aluminio y lo que sea. ¿Por qué un cultivador lo recogería? No gana dinero recogiéndolo, así que sus gastos son más bajos si no asume la responsabilidad. Si lo recogiera, sus gastos subirían. Entonces, imagínese que vamos a privatizar los ríos dándoles a los cultivadores la opción de vender el agua de los ríos. Entonces sí se pondrían en acción para combatir la contaminación. Procurarían que no se sacara el agua de los ríos para devolverla después de ser contaminada. Los usuarios del agua, y eso incluye a usted, pagarían para que se mantuviera limpia el agua. Sería su problema y su responsabilidad.

La mayoría de la gente se siente implicada en el Día Mundial del Agua. Pero, ¿qué puede hacer? Muy poco. Así que la privatización de nuestros ríos sería un modelo fantástico para volver a limpiarlos. ¿Se puede realizar este modelo? Pues, no se realiza copiando y pegando, pero sí podríamos realizarlo por medio de la lógica.

Por ejemplo: el que tale un árbol, sea una empresa o una persona, deberá replantar dos árboles. En la actualidad tenemos el concepto de que debemos pagar para verter nuestros residuos. Pero, sería más lógico que se pagaran los gastos del vertido al comprar el producto. Y que este dinero se devolviera, con intereses, cuando se devuelve el producto una vez que se haya transformado en basura. Siguiendo este principio, todos los pobres del mundo se pondrían a recoger residuos como papel, botellas, latas, coches viejos, etcétera.

Si privatizáramos estas cosas, las cosas que ahora llamamos residuos se transformarían en un fuente para ganar dinero y las cosas cambiarían. Hasta la palabra inglesa "Garbage" se cambiaría en "Gar-rich!"

Pieter Hoff,
El mosquetero verde